domingo, 1 de mayo de 2016

El Golem (Reseña).



Título: El Golem.
Título original: Der Golem.
Autor: Gustav Meyrink.
Editorial: Fontana.



Gustav Meyrink (1868-1932), escritor austriaco, considerado como uno de los maestros contemporáneos del género fantástico, prefigura en sus obras los tensos ambientes de Kafka. Sus obras más conocidas son los volúmenes de relatos La casa de la última farola y Murciélagos, junto con sus novelas El rostro verde y El Golem, sin duda su obra maestra.

El Golem, basado en as leyendas medievales de la judería, desarrolla una poderosa historia que anticipa los Frankenstein y seres artificiales de la moderna ciencia ficción: en las callejuelas del barrio judío de Praga, un rabino desarrolla un tosco hombre de barro, un ser engendrado por la magia y la ambición.



El Golem es la novela clásica escrita por Gustav Meyrink que combina mitos y leyendas del antiguo pueblo judío con  la ciencia ficción, los descubrimientos científicos y las nuevas corrientes mágicas, oscuras y espirituales que surgían en su entorno.

La novela está narrada en primera persona por nuestro protagonista, Pernath y en ella podemos ver como, a través de un proceso mágico, psicológico y físico es llevado al mismo gueto judío en el que habita pero en una dimensión, tiempo y espacio distintos, hablamos de 33 años en el pasado. Al llegar ahí se encontrará con una vida llena de complicaciones, un entorno social bastante tenso y un ambiente espiritual que predomina por todas partes. Todo esto me ha fascinado, me parece algo muy atrevido e innovador para la época en la que fue escrito

Esta edición cuenta con un prólogo y una nota preliminar que nos ayudan a entender un poco al autor y su obra, así mismo a la cultura, el pensamiento y el proceder social de su época, sin duda un gesto que agradecí muchísimo ya que este libro lo tome de la librería sin tener una sola referencia suya. Me deje llevar por el instinto y no me falló.

Uno de los elementos que más he disfrutado del libro ha sido su narrativa. El autor no deja nada a la imaginación ya que nos describe todo a detalle, los lugares, los rostros, los olores, colores y lo más importante, las emociones de nuestros personajes. Adicional a ello, el lenguaje formal que se utiliza en la obra y los términos científicos y teológicos hacen que la experiencia al leerlo sea mucho más completa. Lo he disfrutado mucho.

La longitud de los capítulos va dependiendo de lo que se nos muestre en ellos. No hay un formato a seguir, la historia va cambando de ritmo poco a poco y con ello la intensidad y el ritmo de su escritura. Creo que el autor ha podido encontrar el balance perfecto entre un capítulo y otro, de manera que compensa la densidad de uno con la ligereza del siguiente.

Algo muy importante dentro de esta historia es que nuestro protagonista, Pernath, pasa por extensas y muy profundas sesiones de introspección que no hacen más que invitar al lector a cuestionarse sobre sus actos y la forma en que los lleva a cabo. Pernath siempre está discutiendo internamente si lo que hace está bien o mal, si lo llevará a algún lado o lo dejará estancado, si sus acciones influyen positivamente en la vida de los demás y sobre todo si es parecido o diferente al Golem. Todas estas reflexiones están justificadas en el marco histórico de la novela, sin embargo, y a pesar de la diferencia cultural que puede haber entre la época en la que se escribió el libro y la nuestra, se adaptan perfectamente a las nuestras.



El final del libro, sin revelar ningún dato, es sorprendente. La historia sigue una línea de tiempo cronológica y se mantiene así casi todo el tiempo, excepto al final, ahí las cosas dan un giro total que nos dejan, de alguna manera, en el punto de inicio. Un cierre estupendo y justo para los personajes y el desarrollo de la historia, algo que el lector puede o no prever pero que, sin dudas, no podrá olvidar.

Hasta aquí la reseña de esta semana, espero que les haya interesado este libro y por  favor no te vayas sin dejarme tu opinión sobre este libro, cuéntame  ¿Le darás la oportunidad? ¿Ya la leíste? ¿Qué opinas de la obra y de su autor?

¡Los leo pronto!

4 comentarios:

  1. Lo compré el año pasado, pero ahí sigue, esperando a que lo lea.

    ResponderEliminar
  2. De mis eternos pendientes. A ver cuándo me animo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Creo que mi lista de pendientes no dejará de crecer si sigo tus recomendaciones para leer.

    ResponderEliminar