domingo, 22 de mayo de 2016

Don Juan Tenorio (Reseña).



Título: Don Juan Tenorio.
Autor: José Zorrilla.
Editorial: Editores Mexicanos Unidos.



La apuesta que cruzan don Luis Mejía y el afamado seductor que da nombre a la obra consiste en ver -quién haría en un año, con más suerte, más daño-. Pero don Juan Tenorio añade a su lista de fechorías seducir a la joven monja doña Inés y a la prometida de su rival. Esta historia encierra toda la belleza y los recursos estilísticos del romanticismo español, y sigue conmoviendo los corazones de un amplio público.


Sé que hay muchos jóvenes lectores que pasan de los clásicos por el pensamiento generalizado que se nos ha dado de dichos libros, se nos dice que son extensos y aburridos, permitanme decirles que Don Juan Tenorio es todo menos eso. Es teatro escrito en verso, sencillo y entretenido, digno representante del romanticismo español y uno de mis nuevos clásicos favoritos.

Don Juan Tenorio es la historia de un hombre cínico y sin escrúpulos, un hombre que no se rige por los dogmas y estereotipos que la sociedad demandaba de un caballero, todo lo contrario, Don Juan tenía la fama de mujeriego, mentiroso e inmoral. Un buen día, Don Juan decide hacer una apuesta con Don Luis Mejía en la cual el objetivo principal era conquistar damiselas cuanto antes mejor y no solo eso, sino que se propone enamorar a Doña Ines, una monja pero las cosas no le salen particularmente bien ya que se formará un verdadero revuelo que le llevará a aprender una inolvidable lección.

Si bien, a simple vista la historia puede parecer sencilla e incluso carecer de sentido, hay que profundizar un poco más en ella y tratar de entender el entorno que rodeaba al autor cundo esta fue escrita, solo así podríamos llegar a conocerla a detalle. Primero tendríamos que analizar la crítica en forma de parodia que el autor hace del sistema y el orden clerical. Zorrilla no tiene miedo en demostrar sus pensamientos sobre la iglesia y el proceder de esta, incluso nos muestra una faceta poco explorada en aquella época y cuestiona su metodología. Por supuesto, esto podría significar muy poco en nuestra época actual ya que vivimos en un mundo un poco más liberal y la iglesia ha aprendido a adaptarse, o por lo menos lo está intentado.

Por otro lado tenemos a Don Juan como personaje principal. En la literatura universal hay millones de personajes cuyas historias se quedan grabadas en nuestras mentes por mucho tiempo, sin embargo, pocos como Don Juan cuyo nombre y concepto pasan a formar parte de la cultura general, convirtiéndose no solo en un personaje icónico sino en todo un movimiento, un adjetivo incluso. Es decir, el desarrollo del personaje, su historia, sus convicciones y su manera de actuar fueron plasmados con tal audacia que actualmente casi cualquier persona sabe lo que ser un Don Juan significa.

El desarrollo de la obra es bastante ágil, la historia va fluyendo cronológicamente y el lector puede irse involucrando con ella sin ningún problema. Como lo dije antes estamos hablando de una obra de teatro escrita en verso, es decir, que los diálogos entre los personajes predominan y la narrativa es muy poca. Los detalles que se nos brindan sobre las locaciones en las que se desenvuelven las escenas son justas por lo que el peso de la historia recae cien por ciento en los personajes. Obviamente está escrito en un castellano antiguo pero no indescifrable. Un lector promedio podría leerla sin inconvenientes.



Hasta aquí la reseña de esta semana, espero que les haya interesado y por  favor no te vayas sin dejarme tu opinión sobre este libro, cuéntame  ¿Le darás la oportunidad? ¿Ya la leíste? ¿Qué opinas de la obra y de su autor? ¿Has visto la representación en teatro?

¡Los leo pronto!

5 comentarios:

  1. Hola!!!
    Pues sí, es uno de los grandes clásicos de la literatura española y como bien dices: el simple nombre del personaje ya ha trascendido hasta ser usado como adjetivo. Desde hace mucho que lo he querido leer y hace poco lo conseguí así que espero poder leerlo pronto y conocer al mítico Don Juan Tenorio.
    Me gustó mucho tu reseña.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  2. La he leído y releído. Y visto tambien en el teatro. Un gran clásico.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Buenaas, lo leí de pequeña pero me gustaría darle otra oportunidad <3

    ResponderEliminar
  4. Esta obra me gusta mucho. Don Juan es un personaje desagradable, pero todo lo que le ocurre, no es que lo redima, pero esas historias en las que las acciones, buenas o malas, de los personajes les regresan en otras, buenas o malas, me gustan mucho. El final es muy genial.

    ResponderEliminar
  5. En la prepa tuve examen de este libro y ni siquiera pude terminarlo. Pareciera que el "Don Juan Tenorio" que leíste es uno diferente al mío, jaja.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar