viernes, 24 de octubre de 2014

Conociendo a: Bruno y Shmuel (El niño con el pijama de rayas)

Hola a todos, les quiero presentar esta nueva sección del Blog en donde hablaremos detalladamente de los personajes de algunas de las novelas que he tenido el gusto de leer. Esta sección llegara semanalmente o por lo menos esa es la intención así que espero lo disfruten.

Lo que estas a punto de leer puede contener spoilers que podrían arruinarte la historia si aún no lees el libro o ves la película, si sigues leyendo es bajo tu responsabilidad.

A continuación vamos a descifrar a los dos personajes principales del libro El niño con el pijama de rayas por John Boyne. Comenzaremos con Bruno ya que es ese el orden en que aparecen en la historia.

Bruno

Bruno es un niño alemán de nueve años, hijo de un militar nazi que es llevado junto a su familia a un nuevo hogar, el campo de exterminio de Auschwitz. Sin embargo, Bruno es un niño muy ingenuo e inocente, desconoce por completo la naturalidad del conflicto que se está desarrollando a su alrededor, tiene la creencia de que su padre tiene un empleo muy importante y que cumple con misiones de gran valor para la nación. Aquí nos deja muy en claro la forma en la que las familias nazi pensaban en aquel momento, recordemos que para muchos de ellos la guerra estaba justificada y los depravados actos que cometieron eran solo para proteger su nación. No es que Bruno piense todo esto, simplemente lo desconoce como cualquier niño de su edad.

Al principio le parece un castigo su nuevo hogar, es un lugar desagradable y solitario, su única fuente de entretenimiento es molestar a su hermana Gretel quien en ese momento está llegando a la adolescencia y se preocupa por llamar la atención de los soldados que visitan su casa todo el tiempo. Bruno es muy curioso, tiene la necesidad de encontrar una explicación lógica para todo lo que ve o escucha pero se limita por miedo a su padre ya que es un hombre muy rígido. El chico tiene muchas dudas, no sabe porque hay personas del otro lado de la cerca que llevan el mismo uniforme, que por cierto él cree es un pijama, de ahí el título del libro. Tampoco entiende porque tuvieron que mudarse ahí o porque debe mantenerse lejos de su padre y el resto de los generales, tampoco entiende cual es el papel de Hitler en todo esto a quien él llama “El furias” no por maldad sino porque es un niño y así es como el entiende las cosas.

Con el paso del tiempo, se decide a recorrer el territorio, avanza junto a la reja que divide sus terrenos de la deprimente y triste vida de las personas con pijama, ahí conoce a Shmuel y sus dudas se duplican ¿Por qué estás ahí? ¿Por qué no puedes salir? ¿Por qué no puedo entrar?  Realmente no comprende nada de lo que está pasando pero siente la necesidad de ser su amigo, esa amistad pura e inocente que saben ofrecer algunos niños. 

Bruno es un claro ejemplo de cómo las razas, credos o preferencias no importan, es la más grande lección que nos aporta el personaje, el traspasa literalmente la línea que divide a dos pueblos y se mezcla con los que su país consideraba “el enemigo” y es feliz. Bruno no necesita más explicaciones, después de todo solo quiere ser un niño normal, con amigos, con juegos y diversión y lo consigue por un muy corto periodo de tiempo.

Al estar dentro del campo de exterminio, con la misión de buscar al padre de Shmuel que ha desparecido y que tu y yo sabemos muy bien que fue lo que le paso, los soldados organizan un movimiento, son llevados por error a uno de esas míticas cámaras de gas, Bruno no entiende incluso en ese momento, su último momento, piensa que todo es parte de un juego, eventualmente muere y sus padres son los que pagan las consecuencias.

En pocas palabras Bruno es el ejemplo viviente de inocencia, igualdad y amistad. Es capaz de traspasar barreras físicas e imaginarias con tal de pasar un rato agradable, es un personaje con una psicología muy simple pero que nos aporta grandes enseñanzas,



Shmuel

Shmuel es un niño judío que se encuentra dentro del campo de exterminio y que es visiblemente opuesto a Bruno. Shmuel es consciente de lo que sucede, es un chico que ha perdido su inocencia casi por completo a pesar de su corta edad, tiene pocos deseos de vivir y demuestra una notable falta de esperanza en su ser.

El chico le cuenta a Bruno su historia dejando claro que no están ahí por voluntad propia y que hay ciertas reglas que se deben de cumplir. Shmuel esta triste todo el tiempo, tiene un aspecto deplorable y lleva el sucio pijama de rayas como el resto de los judíos. Al principio, cuando conoce a Bruno sabe que no debe hablar con él pero en su caso no es porque lo considere “enemigo” sino porque sabe que si alguien se entera es él quien sufrirá las consecuencias, entender a Shmuel es fácil, lo que no es fácil es comprender porque personas de tan corta edad tuvieron que pasar por todo eso.

En una ocasión Shmuel es llevado a casa de Bruno para servir como empleado domestico, el sabe que no debe hablar con nadie, no debe tocar nada incluso no debe mirar a los ojos a nadie, debe ser como un fantasma, lo sabe porque ha visto las cosas terribles que les pasa a los que no obedecen, vive con miedo todo el tiempo. Sin embargo, cuando Bruno lo ve le ofrece comida, el se niega pero al final el hambre es mayor y lo acepta pero es descubierto por un engreído oficial nazi quien le da una paliza y lo humilla frente a Bruno sin que él pueda hacer nada para defenderlo.

Shmuel perdona a Bruno por haberlo negado y dejado solo cuando más lo necesito y lo hace probablemente porque sabe que de todos modos no tiene otra opción, Shmuel es consciente de que su vida tiene una sola dirección y según yo trata de llevarla de la manera menos dolorosa. Cuando su padre desaparece le pide ayuda a Bruno para buscarlo, aquel lo toma como un juego de exploración pero Shmuel está realmente preocupado, conoce a la gente que lo rodea y sabe de lo que son capaces. Yo puedo percibir que Shmuel sabía también lo que sucedía en aquellas cámaras, sabía que al entrar ahí ya no habría marcha atrás.

Shmuel como personaje es una joya, nos muestra muy claro la situación de miles y miles de personas en aquella época, personas sin esperanzas, cuerpos vacíos esperando el momento de morir, viviendo bajo amenazas y condiciones detestables, Shmuel es la otra cara de la moneda.

Hasta aquí mi opinión y análisis a este par de personajes que como podemos ver son muy fáciles de descifrar, todo esto desde mi punto de vista el cual puede ser distinto al tuyo así que te invito a dejarlo en comentarios.

Por último re invito a leer la reseña de la novela en general dando clic aquí.

No olvides unirte a las redes: Facebook y Twitter. 


9 comentarios:

  1. Yo solo he visto la película, pero pude percibir ciertas cosas sobre los personajes que ya habías mencionado. Espero leer pronto el libro y saber que han cambiado.
    ¡Muy buen análisis!

    ResponderEliminar
  2. Tengo pendiente el libro, aunque ya sepa como acaba... Le tengo muchas ganas, de este autor solo he leído 1 libro, y quiero repetir. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Shmuel me encantó como personaje. Era entrañable... está historia me conmovió y tu sección me ha encantado¡¡¡ nos leemos¡¡ saludos¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. Hola, me ha encantado la sección.
    Aun no leo el libro, solo he visto la película y me ha gustado. Espero leerlo pronto...

    ResponderEliminar
  5. Hola!!! me encanta que abras una nueva seccion!!! me haras llorar;'c

    ResponderEliminar
  6. Hola^^
    Me encanta la sección.
    Yo solo vi la peli, y no creo que sea capaz de leerme el libro, lo pasaré bastante mal:/
    Un beso<3

    ResponderEliminar
  7. la sección es genial, pero ains estos dos personajes rompieron mi corazoncito cuando leí el libro, son de lo mejorcito que hay y que tristeza :(
    gracias
    un besitoo

    ResponderEliminar
  8. Me ha parecido una buenísima sección, ya que deja muy claro los dos puntos de vista de los personajes. Concuerdo en el pensamiento de Bruno respecto a las cámaras de gas,ya que el demuestra si ignorancia ante ello, pero tampoco creo que Shumel lo supiera.

    ¿Porque?

    Pues por que en el libro podemos leer como Shumel del explica a Bruno que de vez en cuando los soldados organizaban excursiones, y que su padre no había vuelto de una de estos "viajes". Esto creo que explica un poco la insistencia del judío a seguir buscándole, ya que si supiera que le iban a matar no hubiera intentado encontrarle. Aunque después de todo esta una opinión. xD

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar